Creemos que la elección de apostar por la acumulación de experiencia y conocimientos técnico-científicos constituye el punto de fuerza de una moderna empresa de servicios documentales. Por este motivo nos hemos centrado en los siguientes aspectos:
  • Estructuración del proceso de traducción:
    aplicamos un proceso operativo, basado en un software avanzado desarrollado por nosotros mismos, según los requisitos de los estándares de calidad.
  • Traductores profesionales:
    nuestros traductores son expertos calificados que a las conocimientos lingüísticos suman experiencia en campo técnico y dominio de instrumentos informáticos sofisticados.
  • Asesoramiento permanente de técnicos:
    con nosotros trabajan ingenieros electrónicos y mecánicos, expertos científicos e informáticos, asesores de marketing y administración empresarial que flanquean los traductores para garantizar al Cliente exactitud técnica y formal de los contenidos.
  • Gestión esmerada del ciclo logístico/productivo:
    adoptamos la metodología QA: antes de la entrega al Cliente, los documentos son controlados por un traductor lengua madre, por un experto DTP y por un revisor técnico.